00:55
23/01/17

Periodismo y nuevas tecnologías

Pese a las tecnologías, en el oficio de periodista aún cuenta la experiencia

Periodismo y nuevas tecnologías

A pesar de los profundos cambios en el sector de la comunicación con las nuevas tecnologías, la digitalización de los medios y la creación de nuevos perfiles profesionales, como periodista la experiencia y la capacidad crítica aún cuentan, según un estudio de la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

Según la investigación, del Departamento de Comunicación de la UPF y publicado en la revista Associaçao Brasileira de Pesquisadores em Jornalismo, el modelo de periodismo tradicional se ha tenido que adaptar a las nuevas tecnologías: la web 2.0 y la digitalización de los medios.

En España, el paso de los periódicos en papel impreso a diarios digitales comenzó alrededor del año 2000 y los cambios estructurales que ha supuesto esta transfiguración de la información hacen que hayan surgido nuevos perfiles profesionales con nuevas competencias asociadas al periodismo.

Este es el punto de partida del estudio, cuyo objetivo ha sido estudiar con detenimiento los nuevos perfiles y las competencias más demandadas en España para ejercer como profesional de la información.

La investigación la han llevado a cabo Paula Marques-Hayasaka, estudiante de doctorado y máster en Comunicación Social, conjuntamente con Carles Roca-Cuberes y Carles Singla Casillas, profesores del Departamento de Comunicación de la UPF.

Los autores evidencian que la digitalización de la información ha favorecido la aparición de nuevos formatos comunicativos como la hipertextualidad de los contenidos; el lenguaje multimedia, propiciado por la integración de texto, grafismo, imagen y sonido en un misma unidad comunicativa; la interactividad con las audiencias; y la instantaneidad y la personalización de los contenidos.

"Todos estos factores han hecho que el periodismo deba renovarse y que se hayan asignado nuevos roles y competencias a los profesionales de la información", señala el trabajo.

Los investigadores han revisado la literatura existente en torno a la situación nacional e internacional de los perfiles profesionales y sus competencias y han hecho entrevistas en profundidad a profesionales y gestores académicos del ámbito de la comunicación españoles.

Los resultados del trabajo, a partir de la revisión de la literatura nacional e internacional, y de las entrevistas realizadas a profesionales de toda España, muestran que ha aparecido una gran variedad de nuevos perfiles profesionales con diferentes denominaciones: "community manager", "social media manager", "search engine optimization" (SEO), diseñador interactivo, etc.

Los autores denuncian que a menudo estas nuevas denominaciones profesionales aparecen con "un marcado solapamiento de funciones entre ellos y generan cierto escepticismo entre los entrevistados".

Nuevos perfiles para los que los autores remarcan que no hay ninguna normalización laboral y que siguen las denominaciones anglosajonas, lo que hace que a veces se adopten nombres diferentes para desarrollar funciones similares.

El trabajo concluye que, a pesar del cambio de paradigma impulsado por las nuevas tecnologías, en cuanto a las competencias, las tradicionales son todavía las más valoradas por el mercado laboral.

Capacidad crítica, dominio de lenguas, creatividad, trabajo en equipo, organización y nivel cultural, complementadas con nuevos conocimientos y habilidades (por ejemplo, edición en web, mantenimiento de contenidos generados en línea, blogs, redes sociales, etc.), que aportan polivalencia al profesional de la información, son las virtudes más valoradas.

"Una de las consecuencias de todo esto conduce a concluir que la enseñanza del Periodismo necesita renovarse constantemente. Para algunos de los entrevistados, los estudios de Periodismo a menudo están alejados de la realidad del mercado y por tanto hay que incluir los códigos del nuevo mundo digital", señalan los autores.

En este sentido, el trabajo con respecto a la cuestión de la formación destaca: "En un contexto en el que todos tienen acceso a las mismas herramientas para producir contenidos y teniendo en cuenta que la información caduca rápidamente, son justamente los valores tradicionales" que deben predominar en los planes de estudios de los grados de Periodismo que se imparten en España.

Valores como "la pericia, la capacidad de profundizar, la capacidad crítica y la fiabilidad de los contenidos", advierte el estudio. EFE

Comentarios